La imitación es el mejor halago

Jan 21, 2020

Hoy en día, todos hemos escuchado esta frase. Con suerte, se las han dicho a algunos de ustedes. Con suerte, también, ninguno la ha usado para justificar una copia o plagio. Pero sí, es una frase que ya todos conocemos desde hace mucho tiempo y, bueno, creo que puede llegar a ser cierta. Va de la mano de la frase de John Mayer que compartí con ustedes hace una semana, en la que dice que es cuando fracasa en la imitación de sus héroes que encuentra su propio sonido. Y eso es genial. Por eso nuestro enfoque para enseñar de programación No-Code coincide con esta filosofía.

Me explico.

Ahora mismo, algunos de ustedes ya empezaron a probar nuestros programas de estado beta, y probablemente recuerdan que el curso que estamos ofreciendo consiste en hacer una réplica de la página de llegada de Twitter. Y hay algunas razones detrás de esa decisión.

Primero que todo, es más fácil sentir una sensación de logro de esta forma. ¿A qué me refiero? Al recrear algo que otros han hecho (y por lo que son exitosos) en unos pocos pasos, hay una sensación más tangible de lo que se puede hacer con las herramientas. Asimismo, permite soñar más grande y pensar cosas como ‘bueno, tal vez yo puedo hacer algo tan exitoso como Twitter, o AirBnB’, o cualquier otra cosa que admiren.

Y a eso sumo que, como hay una referencia clara de a dónde se va a llegar, es más fácil emocionarse con el proceso. Innumerables han sido las veces en las que he abandonado proyectos propios simplemente porque no sabía a dónde ir con ellos o qué hacer. A veces, cuando se está empezando, es mejor ver los procesos, las estructuras y los objetivos de otros para ayudar a la mente de uno a definir qué es lo que se quiere, y qué se puede o no se puede hacer.

Si simplemente dijéramos: “Bueno, aquí tienen las herramientas para que hagan su página de inicio”, y no diéramos referencias, tal vez algunos de ustedes harían cosas alucinantes, pero tal vez otros encuentren desafiante el no saber qué hacer en términos de diseño o cómo organizar elementos. Esto luego podría resultar en desmotivación y abandono del proyecto.

¡Y NO QUEREMOS ESO!

Al ofrecer ejemplos existentes es posible que entiendan la lógica detrás de algunas decisiones estéticas, o de los beneficios de agrupar los elementos a tal o cual lado. Y al recrear varios ejemplos, eventualmente tendrán los conocimientos necesarios para poder organizar sus ideas y hacer eso que siempre han querido hacer en el mundo digital.

En segundo lugar, también ayuda a explicar las partes más abstractas de algunos de estos procesos. En capítulos posteriores de nuestra réplica de Twitter se encontrarán con temas como bases de datos y back-end, y la mejor form de entender este tipo de conceptos si no se tiene un conocimiento previo es desarmando lo que ya está armado. Con un sitio web o una aplicación existente es más fácil y abarcable explicar y entender a qué corresponde tal campo; por qué funciona este flujo de trabajo y por qué este otro no. Si se hace desde cero, por otro lado, comprender estos procesos puede ser más desafiante y la idea no es esa.

Así que los animamos a aprender a través de la imitación, a admirar los trabajos de otros y a buscar información de muchas fuentes para luego hacer sus propias cosas. Y claro, si todavía no son parte de nuestra prueba beta y quieren serlo, pueden hacer click aquí.

¡Hasta la próxima!

HelloGuru.

const headerTagLinks = document.querySelectorAll('.js-header-tag-link'); for (x = 0, l = headerTagLinks.length; x < l; x++) { const lang = headerTagLinks[x].getAttribute('data-slug').split('-')[1]; const shouldRemoveLink = lang !== document.documentElement.lang; if (shouldRemoveLink) { headerTagLinks[x].remove(); } }