¡Lancé mi aplicación móvil! ¿Ahora qué?

May 03, 2021

En Buscando a Nemo, los peces de la pecera en Australia han ideado múltiples planes para escapar de la pecera y ser libres. Después de un tiempo, los peces lo logran y con mucho trabajo logran llegar al mar. Un segundo después de la victoria, uno de ellos dice: ¿Ahora qué?

¿Suena familiar?

Después de mucho tiempo y esfuerzo (aunque no tanto, si trabajaste de la mano de HelloGuru 😉), tienes tu aplicación móvil. Lo has soñado durante años, tus amigos han escuchado la idea multimillonaria cada vez que te tomas algo con ellos, y ahora, por fin, está aquí. Tomémonos un tiempo para contemplarla y quizás incluso soltar una lágrima de orgullo. ¡Lograste lo que te propusiste!

¿Listo? ¿Tuviste tu momento de contemplación y orgullo? Excelente. Hora de ponernos a trabajar. Esto recién empieza y hay mucho por hacer.

Foto por Stanley / Unsplash

Análisis

Las primeras semanas de una app recién lanzada son cruciales para el éxito de la misma. Con el conocimiento de cómo se comportan tus primeros usuarios en tu aplicación podrás crecer y mantener fuerte y estable tu emprendimiento digital.

Para poder hacer lo anterior deberás utilizar herramientas de analytics, con las cuales quizás estés familiarizado. Y aunque algo como Google Analytics puede funcionar, es importante que tengas en cuenta que el seguimiento y las analíticas relevantes de una aplicación móvil —cuyo factor destacado es la posibilidad de brindar experiencias ultra personalizadas a los usuarios— no serán necesariamente las mismas de una página web o incluso una web app. Algunos KPIs (Indicador Clave de Rendimiento, por sus siglas en inglés) recomendados a tener en cuenta suelen ser:

  • Nuevos usuarios y su fuente de adquisición
  • Características/funcionalidades más usadas
  • Características/funcionalidades menos usadas
  • Número de usuarios activos por día y mes
  • Número promedio de sesiones diarias y mensuales por usuario
  • Tasa de abandono (churn) mensual

Para revisar estas analíticas puedes acudir por supuesto a Google Analytics, o alguna herramienta de análisis especializado en aplicaciones móviles como Flurry, Localytics y App Annie, entre otras.

Mantener ASO actualizado

ASO, o App Store Optimization (es decir, optimización de la App Store) puede ayudarte mucho en el crecimiento de usuarios sin costarte una fortuna. Tanto los cambios que le hagas a tu app a lo largo del tiempo, como los cambios en requerimientos de las app stores, afectarán características de ASO como lo pueden ser las palabras clave o incluso el ícono de tu aplicación. Por esto, es muy importante que mantengas actualizada con frecuencia tu aplicación y su estado en los diferentes mercados en los que esta se pueda obtener. Después de todo, ASO es responsable de atraer la mayor cantidad de apps descubiertas, ¡así que no ignores este punto!

Tener un proceso de incorporación u Onboarding

El primer desafío, por supuesto, es lograr la instalación de una aplicación. El segundo, sin duda, es la retención. Para lograr esto es recomendable hacer un proceso ligero y muy claro de incorporación con los nuevos usuarios. Es clave, así, que ellos de entrada sepan cuál es el valor que traerá esta aplicación a sus vidas, así como mostrar cuáles son las principales funcionalidades y cuán fácil es su uso. Del mismo modo, el paso de registro, que será la puerta de entrada a la aplicación, deberá ser lo más sencillo y menos abrumador posible. Esto puede traducirse, por ejemplo, en permitir registro e inicios de sesión con cuentas como la de Google o de otras redes sociales.

Retroalimentación y mantenimiento

Es importante leer lo que los usuarios tienen por decir de tu aplicación. Es importante no tomar personal los comentarios y aceptarlos como lo que son: retroalimentación (incluso cuando vengan acompañados de palabras que no quisieras leer). Este es el camino para una app exitosa, pues será una que escucha y que entiende lo que sus usuarios quieren y no quieren.

Foto por Leon / Unsplash

Pero esta retroalimentación solo es valiosa si es realmente tenida en cuenta a la hora de actuar. Como sabrás, una App (y el software, en general) tienen vida mucho tiempo después de su lanzamiento, por lo cual hay que tener en cuenta temas como actualizaciones a nuevos sistemas operativos o cambios en el diseño para mantenerse al día con las tendencias. Pero estos momentos no pueden ser los únicos en los que entres a hacer modificaciones. Es recomendable tener un calendario de “mantenimiento” con cierta periodicidad. Esto te permitirá deshacerte de errores y bugs, hacer los cambios e implementaciones que TÚ deseas, y añadir o eliminar aquellas cosas que leíste en la fase de retroalimentación. Esto no solo le dará dinamismo a tu App (lo cual hará que esta se ‘sienta’ viva), sino que la hará mejor en cada iteración.

Material adicional

Por último, no te olvides del material tangencial a la aplicación y a mantener este actualizado y fresco. Con esto nos referimos a que quizá tengas, por ejemplo, una página web para tu aplicación. Esta seguramente lucía de una manera antes del lanzamiento de la App. ¿Te aseguraste de actualizarla, y tener todo lo necesario para llevar potenciales usuarios a descargarla? Tal vez creaste una lista de espera en las fases iniciales de desarrollo de la aplicación. ¡No te olvides de notificarles a las personas que se inscribieron a tu lista! E incluso si todo tu material tangencial está al día y en orden, no dudes en usarlo para apoyar tu aplicación y su desempeño.

Como pudiste darte cuenta, lanzar una aplicación es emocionante y es motivo de celebración (¡y en HelloGuru podemos ayudarte a desarrollarla! Haz click aquí), pero no es la llegada a la meta final. Una aplicación exitosa es como un ser vivo, y del mismo modo, velar por su cuidado en sus primeros días y semanas es clave para su supervivencia.

¿Y tú qué has hecho tras lanzar tu aplicación?

const headerTagLinks = document.querySelectorAll('.js-header-tag-link'); for (x = 0, l = headerTagLinks.length; x < l; x++) { const lang = headerTagLinks[x].getAttribute('data-slug').split('-')[1]; const shouldRemoveLink = lang !== document.documentElement.lang; if (shouldRemoveLink) { headerTagLinks[x].remove(); } }