Saber comunicarse

Feb 04, 2020

¡Hola! ¡Tenemos redes sociales ahora! Bueno, más o menos. Tenemos Twitter. Twitter es cool, ¿cierto? No es una fosa llena de gente que constantemente te dice que estás haciendo las cosas mal o un lugar en el que se esparce el odio, ¿verdad? En fin, ahora tenemos una cuenta, así que siéntanse libres de seguirnos aquí. Podrán estar al día con todos nuestros adelantos frente a los cursos, conocerán más empresas y gente involucrada en el mundo del No-Code, y podrán leer entradas pasadas de nuestro blog.

Pero nuestra llegada a Twitter me hizo pensar en la importancia de la comunicación, de una comunidad solidaria y una audiencia involucrada. Después de todo, ¿de qué sirve el movimiento del No-Code si no se puede compartir masivamente? Y esto, por supuesto, aplica para todo en la vida. El conocimiento sin comunicación prácticamente no sirve a ningún propósito más allá de la satisfacción propia. Y no me malentiendan, a veces necesitamos hacer cosas por y para nosotros mismos, pero casi siempre es mejor compartir.

¿Por qué? Bueno, en primer lugar, podría darte un cambio de perspectiva. Eso nos pasó a nosotros. Hace un par de semanas empezamos a compartir algunos avances y procesos de nuestro trabajo con colegas, y fuimos muy confiados frente a lo que habíamos hecho (¡todavía nos sentimos muy bien al respecto!). Pero compartir esto nos permitió ver lo que habíamos hecho desde hace varios meses con nuevos ojos, nuevos recorridos, nuevos intereses y nuevos conocimientos.

¡Esto detonó una chispa de creatividad que no sabíamos que necesitábamos! Y eso pasa mucho cuando no te quedas tú solo con tu trabajo. En cierto punto, el cerebro llega a un límite estando solo. Se estanca. Al compartir las ideas y comunicarlas con otros, muchas puertas se abren en tu mente Y en la mente de los otros. A veces el simple acto de comunicar revela algo que antes estaba oculto.

Otras veces puede ser una herramienta de diagnóstico muy útil. Es muy común estar trabajando tan de cerca de un proyecto, que a veces se ignoran cosas que no deberían ser ignoradas. Pueden ser detalles pequeños, como: ‘oye, creo que este logo no debería estar en gris’; a elementos tan grandes y fundamentales que uno piensa que es imposible que uno no haya hecho bien o haya olvidado, como: ‘¡esto se ve genial! ¿Pero qué hace exactamente? En ninguna parte se explica’. Estas cosas pueden ahorrarte mucho estrés, tiempo y hasta dinero.

¡Síguenos en Twitter!

La otra ventaja obvia es la visibilidad y el alcance que obtienes cuando compartes tu trabajo en plataformas como Twitter, LinkedIn o un canal de Slack. La gente empieza a interesarse por lo que haces y empieza a estar pendiente de ti. Esto es bueno por dos razones.

Primero, ahora tienes un estándar que mantener, una reputación que proteger. No digo esto para estresarte por lo que pueda pensar la gente de ti o tu trabajo. Lo que digo es que uses esto a tu favor, como una dosis saludable de presión. Si nadie espera nada de ti, probablemente no sientas la necesidad o urgencia de hacer algo.Pero en el momento en el que alguien aplaude tu trabajo, se emociona por este y no puede esperar a ver qué sigue, en ese momento tienes una responsabilidad con él o ella de dar tu mejor esfuerzo. Es algo que haces para tí, por supuesto, pero también para esa persona que creyó en lo que estás haciendo.

Y esa es la otra cosa. Sí, hay presión por las expectativas de otras personas, pero eso también es un impulso en la autoestima, ¿no? Significa que a la gente le gusta lo que estás haciendo. Que tu idea realmente soluciona el problema que alguien está teniendo. ¡Y ese es el mejor sentimiento! Poder ver en los otros el resultado de lo que imaginabas de tu producto, tu servicio, tu emprendimiento, tu lo que sea. Si me permiten decirlo, es un gran motivo para seguir en el camino y seguir mejorando.

Así que no desechen la idea de comunicar sus proyectos. Tal vez piensen que a nadie le va a importar, pero casi siempre hay al menos una persona a la que le importará, y eso puede hacer toda la diferencia del mundo.

HelloGuru.

const headerTagLinks = document.querySelectorAll('.js-header-tag-link'); for (x = 0, l = headerTagLinks.length; x < l; x++) { const lang = headerTagLinks[x].getAttribute('data-slug').split('-')[1]; const shouldRemoveLink = lang !== document.documentElement.lang; if (shouldRemoveLink) { headerTagLinks[x].remove(); } }