Una guía rápida sobre SaaS

Jul 12, 2021

A estas alturas es muy probable que hayas escuchado el acrónimo SaaS. Si estás leyendo esto, es aún más probable que estés pensando en obtener más información al respecto, ya sea para mejorar tu negocio o simplemente para comprobar las opciones que existen. En cualquier caso, estamos aquí para ayudarte a tener claro qué es un SaaS y cuáles son algunas de las cosas clave que debes saber sobre él.

SaaS son las siglas en inglés de Software as a Service, o Software como servicio. Se trata de un método relativamente nuevo de distribución de software, en el que los usuarios finales sólo necesitan una buena conexión a Internet y un navegador web. Con un SaaS, los proveedores alojan el producto de forma centralizada y se encargan de las actualizaciones y el soporte. Esto también significa que los usuarios no tienen que preocuparse de los problemas de hardware o de instalación, como ocurriría con el software local.

¿Qué son los desarrolladores ciudadanos? | HelloGuru
Seguro que has oído hablar del término “desarrollador ciudadano”, pero ¿qué significa? Descubre cómo este concepto está cambiando el mundo tecnológico actual.

Para las empresas, un SaaS es una solución práctica, especialmente ahora que las necesidades de los clientes evolucionan tan rápidamente como la tecnología y sus urgencias y expectativas cambian con ellas. Este método permite a estas empresas responder rápidamente con actualizaciones y cambios en cuanto se necesitan, y no cuando la siguiente versión esté disponible en las tiendas, momento en el que los usuarios tendrían que volver a pagar por ella.

Y esa es una de las principales características del SaaS: la forma en que los usuarios pagan por él. En lugar de un pago único como a principios de los años 2000 o antes, cuando se compraba el paquete de Office o la suite de Adobe, con el software como servicio se utiliza el producto mediante un modelo de suscripción. De este modo, los usuarios tienen una forma más flexible de pagar por el software y utilizarlo mensualmente (o anualmente), y si dejan de utilizarlo, simplemente pueden dejar de pagarlo.

Pero hay algo más que decir al respecto. Si tu empresa quiere poner en marcha un SaaS, tendrás que considerar los modelos de precios. ¿Vas a optar por el modelo freemium, en el que los usuarios pueden tener las funciones básicas de forma gratuita, pero pagan una suscripción si necesitan más que el nivel de base? Tal vez estés considerando una tarifa plana única de precios. También podrías optar por la fijación de precios por niveles si tu software cuenta con diferentes niveles de complejidad o uso. O tal vez puedas considerar modelos de precios por usuario o basados en el uso. Es decir, hay muchas opciones y es importante que las entiendas y elijas la que tenga más sentido para tu negocio, teniendo en cuenta que el típico SaaS puede tardar hasta dos años en alcanzar el punto de equilibrio, según PwC.

Lo que debes saber de automatización No-Code | HelloGuru
Aprende por qué deberías interesarte en la automatización No-Code, los beneficios de la misma y cómo aprovecharla.

Por último, debes saber qué tipo de SaaS te interesa crear o adquirir. Existe el software empaquetado, que se lleva el mayor bocado del mercado de SaaS y se centra en la gestión de procesos empresariales específicos, como lo hace Hubspot. También hay software colaborativo, que básicamente se explica por sí mismo, y permite a las personas trabajar juntas, ya sea a través de documentos compartidos o mensajería o planificación de proyectos. Piensa en algo como Slack. Y también hay herramientas de habilitación y gestión, que pueden ser las herramientas que ayudan a crear otras herramientas SaaS, o que permiten supervisar y probar estas últimas. Cloudsponge podría ser un ejemplo útil.


Así que ahí lo tienes. Una guía muy rápida sobre el SaaS. ¿Es este el modelo perfecto para tu negocio? ¿Preferirías construir tus soluciones utilizando herramientas No-Code? ¡Déjanos saber en Twitter!